genesis
Jun 2020 

Tarjeta sanitaria europea: Todo lo que necesitas saber

Si viajas con frecuencia a otros países de la Unión Europea, deberías contar con la tarjeta sanitaria europea. Te explicamos en qué consiste, qué coberturas brinda y cómo puedes solicitarla.

Enfermar durante un viaje no es raro, sobre todo debido a los cambios en la alimentación y la exposición a entornos nuevos. Por eso, si viajas con frecuencia fuera del país o estás planeando una estancia más prolongada en algún país de la Unión Europea, debes saber que la cobertura sanitaria que brinda la Seguridad Social se extiende más allá de España. Pero debes tener la tarjeta sanitaria europea.

¿Qué es la tarjeta sanitaria europea?

La Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) es un documento de carácter personal e intransferible que acredita que tienes derecho a recibir las prestaciones sanitarias que sean necesarias desde el punto de vista médico mientras visites de manera temporal alguno de los países que componen el Espacio Económico Europeo, incluyendo Suiza.

¿Cómo se solicita la tarjeta sanitaria europea?

Todas las personas que tengan derecho a la cobertura de la Seguridad Social en España y sean beneficiarios de los servicios de salud nacionales pueden solicitar la tarjeta sanitaria europea, lo cual incluye a los familiares a cargo.

El trámite para obtenerla es rápido, sencillo y no representa un coste adicional. Puedes solicitarla de manera presencial en una oficina de la Seguridad Social, con cita previa, o puedes hacerlo a través de la oficina virtual de esta entidad. De hecho, ni siquiera necesitas tener un certificado digital para acceder a este servicio.

Tendrás que indicar tu nombre completo, DNI o NIE, el número de afiliación a la Seguridad Social que aparece en tu tarjeta sanitaria española, tu dirección postal y un correo electrónico. Lo habitual es que recibas la tarjeta en casa en menos de 10 días, pero si tienes que viajar de urgencia puedes solicitar y descargar un certificado provisional sustitutorio de la tarjeta sanitaria europea, el cual tiene una validez de 90 días.

¿Qué cubre la tarjeta sanitaria europea?

La tarjeta sanitaria europea te da derecho a acceder a los servicios sanitarios nacionales del país donde te encuentres. No obstante, debes tener en cuenta que no es válida para viajar con el objetivo de recibir un tratamiento médico.

La tarjeta sanitaria europea no cubre cualquier tipo de consulta o tratamiento sino tan solo aquellos servicios sanitarios que se consideren necesarios. Ha sido concebida para atender posibles urgencias, dolencias imprevistas que aparezcan durante el viaje o accidentes sobrevenidos en el destino.

En algunos casos la prestación sanitaria no es gratuita, sino que tendrás que asumir una cantidad fija o un porcentaje de los gastos, en las mismas condiciones de los asegurados del país donde te encuentres. En países como Italia, por ejemplo, muchos de sus ciudadanos están sujetos a un copago por algunos servicios médicos. En ese caso, también tendrás que pagarlo y ese importe no es reintegrable.

En algunos países es posible que tengas que pagar el costo total de la consulta y el tratamiento médico al momento, pero cuando regreses a España la Seguridad Social te reembolsará ese importe, por lo que es importante que guardes las facturas que acrediten lo que has pagado.