genesis
Dic 2013 

Robo en el interior de un vehículo

Debido a la crisis económica, los robos están a la orden del día, sobre todo en las grandes ciudades. En España cada año se roban una media de 50.000 coches, de los cuales se logran recuperar solo el 39%. Estas cifras colocan a nuestro país en el quinto puesto de la Unión Europea, solo superado por Italia, el Reino Unido, Francia y Alemania.

Sin embargo, en los últimos tiempos no solo ha aumentado el número de coches substraídos sino también los robos en el interior del vehículo. En esos casos, ¿nos cubre el seguro de coche? ¿Tenemos derecho a una indemnización?

La cobertura ante robos de los seguros de coches

Si contratas una póliza a todo riesgo o un seguro de coche con cobertura ante robos, la aseguradora estará en la obligación de indemnizarte los daños causados por la pérdida de los elementos del coche, tanto si se ha producido un robo en toda regla o tan solo un intento.

Lo usual es que se indemnicen todos los elementos y accesorios de mejora e instalación fija que tenía el vehículo cuando salió de la fábrica. Se indemnizarán al 100% de su valor de nuevo, a excepción de los neumáticos y la batería, en cuyo caso normalmente se aplica una ligera depreciación por el uso. Además, también se indemnizará el robo de los aparatos de radio, reproducción de sonido y navegación satelital, siempre que estos sean fijos.

Algunos seguros de coches también incluyen el robo o daño del equipaje y los efectos personales que se hallaban dentro del vehículo pero lo usual es que se establezca un límite a esta indemnización. Obviamente, existen algunos objetos que quedan fuera de la cobertura. Por ejemplo, normalmente las aseguradoras de coches no cubren los elementos del vehículo que no sean de fábrica y que no estén contemplados en las condiciones de la póliza. Tampoco cubren el robo de los instrumentos profesionales que se transporten en el vehículo.

Además, si el robo se ha producido debido a una negligencia del asegurado, este no tendrá derecho a la indemnización. Asimismo, para poder solicitar la indemnización, el robo debe haber sido denunciado ante la policía ya que el conductor debe entregarle a su aseguradora de coches una copia de la denuncia. Esto significa que el primer paso, cuando se produce un robo, es no mover el vehículo y llamar inmediatamente a la policía.

Los seguros de los aparcamientos

En el caso de que el robo se haya producido en un aparcamiento que contaba con seguridad, puedes reclamarle directamente a este. Sin embargo, recuerda que solo puedes reclamar si el aparcamiento indicaba que tenía un servicio de seguridad, por el cual normalmente se aplica un pequeño recargo en las tarifas. De una forma u otra, debes tener presente que la ley solo obliga a estas empresas a hacerse responsable del robo de los accesorios fijos del vehículo.