genesis
Oct 2020 

¿Qué precauciones debes tomar para hacer una videollamada segura?

Si en estos últimos tiempos estás haciendo más videollamadas, ya sean personales o de trabajo, es importante que te cerciores de que sean seguras. Te explicamos cómo hacerlo.

En los últimos meses nuestros hábitos han cambiado mucho, en especial nuestra manera de comunicarnos. Debido a las medidas de distanciamiento social, las videollamadas se han convertido en el medio de comunicación por excelencia, demostrando que son una estrategia cómoda para conectarnos con profesionales, familiares o amigos. Sin embargo, para evitar brechas de seguridad y fugas de datos privados es importante extremar las medidas de precaución cuando realizamos esas conexiones.

Siete estrategias para realizar videollamadas seguras

  1. Protege tu cuenta. El primer paso para proteger tus videollamadas consiste en utilizar una contraseña única y segura. Jamás utilices la misma contraseña en varios servicios. Si la plataforma lo permite, protege tu cuenta con la autenticación de dos factores ya que así dificultas su hackeo. Tampoco debes utilizar tu ID personal. Es mejor que uses el ID que se genera aleatoriamente para las reuniones cuando se crea un nuevo evento.
  2. Descarga las aplicaciones de los sitios oficiales. Tanto si vas a utilizar el ordenador como el móvil, asegúrate de descargar la aplicación de los sitios web oficiales o directamente de las plataformas de Google Play o App Store. Así evitarás descargar aplicaciones falsas que terminen descargando archivos maliciosos en tus dispositivos.
  3. Ten cuidado con los enlaces. Si programas una videollamada y creas un enlace de acceso, anula la posibilidad de usar ese enlace cuando todos los participantes estén presentes. Tampoco lo compartas en las redes sociales, aunque se trate de un evento abierto, ya que algunas personas podrían interrumpirlo con contenido ofensivo, una práctica que se conoce como bombing.
  4. Actualiza las aplicaciones. Para proteger tus videollamadas, asegúrate de tener la última versión del software. A través de las actualizaciones los desarrolladores incluyen parches de seguridad que te brindan un extra de protección. De hecho, las versiones más antiguas suelen tener más vulnerabilidades que los ciberdelincuentes pueden aprovechar para robar tus datos o espiarte.
  5. Activa la sala de espera. La mayoría de las plataformas de videollamadas permiten acceder a los participantes a una sala virtual donde pueden esperar hasta que empiece la reunión. De esa manera podrás ver quién se encuentra en la sala de espera y dar acceso solo a quienes deben estar presentes en la videoconferencia evitando que personas ajenas puedan espiar la conversación.
  6. No compartas pantalla por defecto. La mayoría de los servicios de videollamadas tienen la opción de compartir pantalla para permitir que una persona puede mostrar su pantalla a los demás. Si quieres una reunión más segura, tienes la posibilidad de bloquear la pantalla compartida, a menos que sea imprescindible que los participantes tengan que compartir contenido.
  7. No compartas información confidencial. Aunque mantengas una videollamada con personas de confianza, es conveniente que no brindes datos sensibles, como tu información personal, bancaria o tus credenciales de acceso a los servicios online. El problema es que esos datos podrían quedar registrados en la aplicación y si la plataforma sufra una brecha de seguridad o un fallo técnico, no es difícil que terminen en manos de ciberdelincuentes.