genesis
Ene 2014 

Las motocicletas contaminan más que los coches

En el imaginario popular se ha asentado la idea de que las motocicletas, y los ciclomotores en particular, contaminan menos que los coches. Solemos pensar que como son mucho más pequeños, la cantidad de gases contaminantes que emiten a la atmósfera es prácticamente insignificante. Sin embargo, como parte de nuestra política verde para proteger el medio ambiente, desde nuestra compañía de seguros nos hemos propuesto desmitificar esta creencia.

Las motos emiten 16 veces más hidrocarburos que los coches

Un estudio realizado hace algunos años por investigadores suizos determinó que el motor a combustión de las motos contamina mucho más que el de los coches. Exactamente, el motor de las motocicletas emite hasta 16 veces más hidrocarburos que el de los coches y tres veces más monóxido de carbono y otros gases tóxicos.

Los resultados de este estudio fueron publicados en la revista “Environmental Science and Technology“, donde quedó reflejado que las motocicletas están muy lejos de ser un vehículo seguro para la naturaleza ya que en realidad son el medio de transporte que más contamina en países como Alemania, Italia y Japón.

Según estos investigadores, la verdadera magnitud del problema había permanecido oculta ya que las motos no son el primer medio de transporte en los países occidentales por lo que hasta el momento nadie se había preocupado por realizar un estudio realmente serio sobre su nivel de emisiones de gases contaminantes. De hecho, apuntan que en países como Estados Unidos, en los últimos 25 años no se habían analizado las emisiones nocivas provenientes de las motocicletas. Sin embargo, como podrás suponer, sus gases tóxicos contribuyen de manera significativa al efecto invernadero y a crear una atmósfera poco saludable.

Los motores de dos tiempos son los más contaminantes

Los motores que tienen las motos pueden ser, básicamente, de dos o de cuatro tiempos. Los motores de dos tiempos se encuentran casi exclusivamente en los modelos de motos más pequeños y sirven para garantizar mayores prestaciones en las marchas cortas pero tienen una enorme desventaja desde el punto de vista de las emisiones nocivas.

Una de las diferencias fundamentales entre los motores de dos y cuatro tiempos consiste en que en estos últimos el líquido de lubricación se encuentra separado de la cámara de combustión. En los motores de dos tiempos el aceite de lubricación alcanza la cámara de combustión y se quema junto al combustible. De hecho, el carburante que se suele utilizar en este tipo de motor es el resultado de una mezcla de gasolina y aceite. Esto hace que las emisiones de este motor sean mucho más nocivas ya que incluyen residuos de la combustión del aceite. Los ciclomotores, por ejemplo, suelen tener un motor de dos tiempos, razón por la cual son menos seguros para el medio ambiente y, como consecuencia, para nuestra salud.

Referencia:
Vasic, A. M. & Weilenmann, M. (2006) Comparison of Real-World Emissions from Two-Wheelers and Passenger Cars. Environmental Science and Technology; 40 (1): 149–154.