genesis
Ene 2021 

Cuatro trucos para quitar correctamente el hielo del parabrisas

En invierno, si dejas tu coche aparcado a la intemperie, es probable que por la mañana lo encuentres cubierto de una capa de hielo. Te explicamos cómo retirar ese hielo del parabrisas.

Cuando bajan mucho las temperaturas y dejas el coche aparcado a la intemperie, es probable que al día siguiente encuentres el parabrisas completamente congelado. Sin embargo, descongelar incorrectamente el cristal puede rayarlo o incluso hacer que se rompa. De hecho, el invierno es la época del año en la que se producen más roturas de parabrisas debido a los cambios de temperatura.

¿Cómo quitar el hielo sin romper ni rayar el cristal del parabrisas?

  1. Usa la calefacción del coche. Echar agua caliente sobre el parabrisas es muy mala idea ya que el cambio brusco de temperatura puede terminar rompiendo el cristal. En su lugar, es mejor que enciendas el motor y conectes la calefacción con el ventilador al máximo dirigiendo el flujo del aire directamente hacia el parabrisas. Así el hielo se irá derritiendo y podrás retirarlo con más facilidad con el rascador.
  2. Utiliza alcohol. No es una buena idea echar agua sobre el cristal y accionar las escobillas del limpiaparabrisas ya que es probable que la goma se quede pegada en el hielo y termines dañando el motor del limpiaparabrisas debido al esfuerzo al que lo estás sometiendo. Tampoco vale echar sal pues no solo tardará mucho en hacer efecto, sino que sus pequeños granos pueden arañar el cristal y corroer la chapa.

Sin embargo, puedes recurrir al alcohol porque su punto de congelación es inferior al del agua. De hecho, si la capa de hielo que cubre el parabrisas no es muy gruesa, es una excelente solución para eliminarla rápidamente. Lo ideal es que mezcles en un recipiente con pulverizador dos partes de alcohol por cada parte de agua y lo apliques directamente sobre el hielo del cristal. Jamás llenes el depósito del líquido del parabrisas con alcohol porque podrías estropearlo.

  1. Recurre a un producto descongelante. En el mercado existen diferentes productos para descongelar que puedes usar para retirar el hielo del parabrisas. Generalmente tienen un formato espray, por lo que basta rociar un poco sobre el hielo. Si la capa es fina, se deshará en tan solo un minuto. Si la capa de hielo es un poco más gruesa, el descongelante te ayudará a retirarla de manera más sencilla con el rascador. Estos productos tampoco dañan la goma, por lo que no tendrás que preocuparte por su efecto sobre los limpiaparabrisas.
  2. Rascar el hielo adherido al cristal. Para retirar el hielo, lo ideal es que utilices una rasqueta de plástico que haya sido diseñada para ese fin. Si no tienes una a mano, puedes usar alguna tarjeta de plástico vieja que carezca de valor ya que podría estropearse. Ve rascando poco a poco, empezando por la parte superior del parabrisas. Nunca utilices instrumentos metálicos pues podrían arañar el cristal.

Por último, no olvides retirar el hielo de los faros. Si tu coche tiene faros halógenos, solo tienes que encender las luces durante un rato. Sin embargo, si cuenta con faros más modernos, es probable que tengas que quitar el hielo a mano con un rascador ya que estos emiten muy poco calor.