genesis
Jul 2014 

Consejos antes de salir de viaje

Con las vacaciones a la vuelta de la esquina, es probable que ya estés planificando tu próximo viaje. Sin embargo, para que todo marche sobre ruedas es importante que tomes algunas precauciones ya que durante el verano aumentan los robos a los hogares y no es inusual que enfermemos al llegar a nuestro destino.

Dejar atrás un hogar seguro

–       Asegúrate de cerrar puertas y ventanas antes de salir. No será la primera vez que, con las prisas de último momento, alguien le deja vía libre a los ladrones.

–       Instala un sistema de seguridad. Actualmente hay diferentes opciones entre las cuales elegir, desde las alarmas más económicas, que solo emiten un sonido para intentar que los malhechores desistan de su intento, hasta las que están conectadas directamente con una agencia de seguridad o las que poseen videocámaras que te permiten ver la casa desde tus dispositivos móviles.

–       Crea la sensación de que hay alguien en casa. Puedes utilizar un temporizador para que una luz se encienda durante la noche y pedirle a un amigo que recoja la correspondencia mientras estés de viaje.

–       Protégete de los daños internos. Cierra las llaves maestras del agua y el gas, así evitarás una fuga mientras no estás en casa. También se recomienda que desconectes todos los equipos de los enchufes eléctricos.

–       Prevé las tormentas. Durante el verano las tormentas que traen viento y agua están a la orden del día por lo que es mejor prevenir cualquier desastre. Protege los cristales, poda los árboles que puedan ser una amenaza y no dejes fuera ningún objeto pesado que pueda convertirse en un proyectil.

–       Contrata un seguro de hogar. Desgraciadamente, no siempre es posible prevenir todos los problemas. En esos casos, un seguro de hogar podrá resarcirte las pérdidas sufridas. Génesis, por ejemplo, también te ofrece un servicio de vigilancia durante las 24 horas posteriores al siniestro, de esta forma podrás regresar con tranquilidad, sabiendo que tu hogar está bien protegido.

La salud al viajar: Máxima prioridad

–       Protégete de las enfermedades endémicas. En los países tropicales, sobre todo en verano, suelen proliferar virus y bacterias que dan lugar a enfermedades que pueden llegar a ser muy virulentas e incluso mortales. Por tanto, es conveniente que busques información al respecto y, si es necesario, vacúnate antes de partir.

–       Infórmate sobre las condiciones higiénicas. En algunos países, sobre todo los que están en vías de desarrollo, es necesario extremar las medidas de higiene, como por ejemplo: beber solo agua embotellada y no consumir alimentos procedentes de vendedores ambulantes.

–       Prepara un botiquín de emergencia. Al menos deberás incluir: repelente de insectos, analgésicos, antiséptico para las heridas, gasas esterilizadas, esparadrapo, sales de rehidratación oral, antipiréticos y un termómetro.

–       Apuesta por un seguro de viaje. Algunos seguros de vida o de salud poseen coberturas que te protegen incluso en el extranjero. Si tienes una de estas pólizas, es conveniente que verifiques con tu aseguradora qué problemas te cubren. También puedes contratar un seguro de viaje, que no solo te cubrirá en caso de enfermedad sino que también suele prever el extravío del equipaje y los problemas con el vuelo.