genesis
Dic 2011 

Conducir en el extranjero: Documentos y reglas que debes conocer

Ya sea porque viajar cada vez es más fácil y económico o debido a la internacionalización creciente de la economía que nos obliga a viajar por cuestiones de trabajo, el año pasado los viajes de los españoles al extranjero aumentaron en un 5,8%. Por supuesto, una vez que se arriba al destino muchas personas deciden alquilar un coche ya que de esta forma se pueden mover con absoluta libertad.

Sin embargo, conducir en el extranjero no es como conducir en casa. Según datos publicados por el diario 20 Minutos, siete de cada diez españoles ha conducido un coche en el extranjero durante sus vacaciones pero el 38% de ellos reconoce que esto les estresa mucho. Y es que aunque muchas de las normas de tráfico tienen un carácter universal, existen ciertas obligaciones que son diferentes.

Los documentos necesarios para conducir en el extranjero

El primer aspecto que debes tener en cuenta si vas a conducir fuera del país son los documentos que necesitarás. Si vas a alquilar un coche dentro de la Comunidad Europea te bastará tener contigo el Documento Nacional de Identidad y el permiso de conducción. No obstante, si te trasladas con tu propio coche deberás tener el certificado de matriculación y el seguro con el último recibo pagado.

En los países de la Comunidad Europea la carta verde no es obligatoria, basta la póliza de seguro y el último recibo. Aún así, si tienes la carta verde te será mucho más fácil realizar una reclamación de indemnización en caso de que sufras un accidente. Aunque no es obligatorio, también se aconseja llevar consigo los recibos que acrediten que el coche ha pasado la ITV.

Normalmente el permiso de conducción emitido en España está reconocido internacionalmente. Aún así, existen algunos países fuera de la Comunidad Europea como Rusia, Marruecos y China que solicitan un permiso de conducción internacional. En este caso, te bastará dirigirte a las Jefaturas Provinciales y Locales de Tráfico donde, pagando un importe, te concederán uno. Otros países aceptan el carné español pero solicitan además una traducción jurada al idioma local por lo que será mucho más sencillo si realizas el carné internacional que está traducido en siete idiomas.

Las reglas de tráfico, variaciones y cambios locales

Uno de los principales problemas que enfrentamos cuando debemos conducir en el extranjero es el desconocimiento de las leyes de tráfico locales, un detalle que no solo nos puede hacernos merecer alguna que otra multa sino que incluso puede implicar el arresto.

Por ejemplo, normalmente las leyes sobre el índice mínimo de alcoholemia tolerado prevén niveles entre los 0.2 y 0.8 g/l de alcohol en la sangre. En Alemania e Italia el límite es de 0.5 g/l mientras que en el Reino Unido e Irlanda es de 0.8 g/l. Sin embargo, existen países como Hungría y la República Checa donde el nivel de tolerancia es cero.

Otro aspecto sobre el cual debemos informarnos para conducir en el extranjero es la velocidad máxima permitida. Mientras que la mayoría de los países permiten una media de 120 km/h en las autopistas, existen algunos países como Noruega que limitan la velocidad máxima a 90 km/h. Además, aquí los controles son muy frecuentes y la ley se aplica con extraordinaria firmeza. Así, la mejor solución para conducir en el extranjero y no incurrir en alguna infracción que nos arruine las vacaciones, es informarse adecuadamente sobre las leyes y normativas locales de tráfico. Puedes consultar los sitios oficiales de vialidad o turismo del país que visitas, leer artículos de viajeros o visitar foros sobre las leyes de tráfico locales en tu idioma.