genesis
Nov 2020 

¿Cómo se arranca un coche sin batería?

¿Sabes cómo arrancar un coche sin batería? Te explicamos tres métodos muy útiles para que no te quedes tirado en la carretera.

La batería suele ser uno de los problemas más comunes que sufre el coche. De hecho, se estima que aproximadamente una de cada dos asistencias en la carretera durante los meses de verano se deben a que la batería se ha descargado o hay que cambiarla. El problema es que cuando la batería se queda sin carga, no puedes arrancar el coche. La buena noticia es que existen diferentes métodos para arrancar el coche sin batería y poder llegar hasta el taller.

¿Cómo arrancar un coche sin batería?

  1. Empuja el coche, el movimiento permitirá arrancar el motor

Uno de los métodos más sencillos para arrancar un coche sin batería consiste en empujarlo. Así aprovechas el movimiento del vehículo para forzar el movimiento del motor. Cuando consigas un movimiento suficiente, el motor se mantendrá encendido y contribuirá a generar la energía necesaria para los componentes eléctricos del coche, como la iluminación, la climatización y el sistema multimedia.

Lo ideal es empujar el coche por una cuesta descendente. Tendrás que pisar el embrague y poner segunda. Utilizar la segunda marcha, en vez de la primera, facilitará el arranque y hará que no sea necesario empujar con tanta fuerza. Cuando el coche haya alcanzado una velocidad suficiente tendrás que quitar el pie del embrague para que arranque sin recurrir a la batería.

  1. Arranca el coche con pinzas

Con la ayuda de unas pinzas te será más fácil arrancar el coche sin batería ya que no tendrás que empujar. Conecta las pinzas a los bornes de las baterías de ambos coches, para lo cual debes fijarte en el color de los extremos de las pinzas. Lo habitual es que el cable rojo sea el positivo y el cable negro el negativo, que conectarás a una zona de metal del coche con la batería descargada.

No conectar esa pinza al punto negativo es por una cuestión de seguridad pues cuando comienza el arranque y recarga de la batería descargada puede saltar alguna chispa que inflame el hidrógeno que rodea la batería. De hecho, también debes asegurarse de que ambos coches no se toquen.

Tendrás que encender el coche auxiliar y arrancar el otro. Mientras realizas este proceso, es recomendable mantener apagados todos los sistemas eléctricos de ambos coches, para evitar un consumo excesivo de electricidad que termine descargando la batería que alimenta el sistema.

  1. Usa un arrancador

Para arrancar un coche sin batería por tus propios medios lo ideal es contar con un arrancador. Se trata de una especie de batería portátil con una capacidad mínima de 8 000 mAh que ha sido optimizada para entregar una mayor potencia momentánea y cuenta con unas pinzas para que puedas encender el coche.

Obviamente, el arrancador debe estar cargado. Generalmente se trata de modelos compactos y portátiles que puedes cargar en casa. Cuando hayas conectado las pinzas solo tendrás que arrancar el coche. Cuando arranque, desconecta el arrancador dejando encendido el motor.

Otra última alternativa para arrancar un coche sin batería es llamar a tu aseguradora. Los seguros de coche en Génesis, por ejemplo, te brindan asistencia desde el kilómetro 0, de manera que enviaremos una grúa para llevar tu vehículo al taller o a un especialista para que pueda arrancar el coche.