genesis
Oct 2020 

¿Cómo limpiar ventanas de forma fácil?

Las ventanas suelen ensuciarse mucho ya que quedan expuestas al exterior. Descubre 4 trucos para que puedas limpiar las ventanas con rapidez y los cristales queden relucientes.

Las ventanas se encuentran muy expuestas al polvo y la contaminación ambiental, por lo que suelen ensuciarse con facilidad. Limpiar las ventanas no suele ser una tarea divertida, pero existen pequeños trucos que te ayudarán a terminar antes y lograr que los cristales queden relucientes con menos esfuerzo.

Trucos para limpiar los cristales rápidamente

  • Usa vinagre

El vinagre es un producto 100% natural que puedes usar para limpiar las ventanas. No contiene ingredientes químicos que puedan generar humos tóxicos y no es dañino para tu salud ni para la salud de las mascotas.

Su poder limpiador se debe al ácido que contiene, el cual puede disolver los minerales y eliminar las manchas de grasa. Por eso es mucho más eficaz para limpiar los cristales que el agua. También tiene una acción desinfectante y su uso es recomendable para eliminar bacterias que se pueden acumular en los cristales o el moho causado por la humedad.

Para limpiar los cristales debes mezclar una parte de vinagre blanco con tres partes de agua tibia. Si quieres mitigar un poco el olor puedes añadir unas gotas de limón o lima. Agita la mezcla y rocíala sobre el cristal.

  • Recurre al papel de periódico

Puedes limpiar las ventanas usando papel de periódico viejo. No uses el nuevo porque podría dejar manchas de tinta en los cristales. Lo interesante del papel de periódico es que no solo absorbe el líquido que uses para limpiar, sino que no raya los cristales y además deja una fina capa invisible que protegerá los cristales de la suciedad durante más tiempo.

Otra alternativa consiste en usar un paño de microfibra. Este tipo de tejido contiene fibras hasta 200 veces más finas que los paños normales, por eso eliminan tan bien la suciedad, absorben el producto limpiador rápidamente y no sueltan fibras que se queden adheridas al cristal.

  • Realiza movimientos horizontales y verticales

Uno de los secretos para obtener un resultado profesional al limpiar las ventanas consiste en los movimientos. Lo ideal es que limpies desde arriba hasta abajo, así evitarás que el líquido que gotea o las partículas de polvo ensucien el trabajo que ya has hecho.

Otro truco consiste en limpiar de manera diferente la parte interior y exterior de las ventanas, así podrás detectar rápidamente de qué lado ha quedado la mancha y repasar esa zona. Solo tienes que limpiar los cristales de afuera con movimientos horizontales y los interiores con movimientos verticales. Ese pequeño truco te ahorrará tiempo y esfuerzo.

  • Elige inteligentemente el momento de la limpieza

El momento de limpiar las ventanas también influirá en el resultado final. Si hay mucho sol, es probable que la solución limpiadora que uses se evapore rápidamente y termine dejando manchas. Además, con los reflejos no podrás ver bien el acabado. Lo ideal es limpiar las ventanas en un día nublado o antes de que salga o se ponga el sol.

Si no solo te preocupa que tus ventanas estén limpias, sino también protegidas, calcula tu seguro de hogar y te enviaremos un presupuesto personalizado. En caso de siniestro, robo o vandalismo, tu casa estará cubierta.