genesis
Ago 2020 

¿Cómo desinfectar adecuadamente tu smartphone?

¿Sabías que tu móvil es una fuente de gérmenes potencialmente dañinos para tu salud como los virus y bacterias? Te explicamos cómo limpiar y desinfectar correctamente tu dispositivo.

El móvil es uno de los objetos que más se ensucian ya que lo llevamos a todas partes y lo usamos constantemente. Un estudio realizado en la Universidad de Tartu encontró más de 17 000 copias de genes bacterianos en los móviles de estudiantes, lo cual significa que acumula 10 veces más suciedad que muchas tapas de inodoros.

En un momento en el que hay que extremar las medidas de higiene para evitar la propagación del SARS-CoV-2, la limpieza del smartphone se convierte en un ritual imprescindible. De hecho, la mayoría de los coronavirus pueden sobrevivir hasta 9 días en superficies como el metal, cristal o plástico, que son precisamente los principales componentes de los móviles, según investigadores de la Universidad de Medicina de Greifswald.

Los pasos para limpiar y desinfectar tu móvil

Para limpiar el móvil primero debes apagarlo ya que así reduces las probabilidades de que se produzcan daños electrónicos debido a la humedad. Si tiene una funda protectora, tendrás que retirarla para poder desinfectarla. Si se trata de una funda de silicona o gel puedes lavarla usando directamente agua y jabón neutro. Si es de otro material, tendrás que seguir las instrucciones de lavado del fabricante.

Para limpiar la superficie del móvil debes utilizar un paño suave. Los paños de gamuza que se usan para limpiar las gafas son ideales ya que no dejan pelusas ni rayan las superficies. Si es necesario, puedes humedecer ligeramente una punta con agua. Haz movimientos de arriba hacia abajo y luego elimina cualquier rastro de humedad con la parte seca del paño.

El siguiente paso es la desinfección. De hecho, si solo limpias tu teléfono reducirás el número de gérmenes, pero no los eliminarás por completo. Para desinfectar el móvil puedes usar unas toallitas húmedas que contengan un 70% de alcohol isopropílico. Ten en cuenta que una concentración de alcohol menor no eliminará eficazmente los virus.

Limpia la pantalla y el exterior del dispositivo con la toallita, pero no la introduzcas en los bordes, aberturas y puertos. Si no tienes toallitas húmedas puedes usar alcohol isopropílico en aerosol o solución. No lo apliques directamente sobre la superficie del teléfono, úsalo para humedecer un paño de microfibra. Y jamás uses productos abrasivos como la lejía.

Cuando el alcohol se haya evaporado, es conveniente que pases un paño de microfibra totalmente seco por todo el dispositivo. Asegúrate de que no quede humedad en las ranuras, sobre todo en el puerto de carga de la batería o del micrófono y los auriculares. Recuerda que si usas un paño que suelte pelusas estas podrían quedar atrapadas dentro de los conectores y afectar su funcionamiento.

Una vez que el móvil esté totalmente seco puedes volver a colocar la funda protectora. Ten en cuenta que la humedad podría dañar el terminal. De hecho, es una de las principales causas de averías en los móviles, desde fallos en el encendido hasta apagados intermitentes, y en la mayoría de los casos no se puede remediar.