genesis
Portada » Siete razones por las que tu mascota no quiere comer
nov 2016 

Siete razones por las que tu mascota no quiere comer

La pérdida de apetito del perro suele ser una fuente de estrés para el dueño, aunque no siempre se trata de un problema de salud. Te contamos cuáles son las principales razones por las que tu mascota puede negarse a comer.

istock-539282587-1

La pérdida de apetito del perro puede ser un signo de que se encuentra enfermo, aunque también puede deberse al estrés o simplemente a que no le gusta la comida. Sin embargo, es importante descubrir la causa para ponerle solución ya que si tu mascota no come, su sistema inmunitario se debilitará y será más propensa a contraer enfermedades.

¿Por qué tu perro no quiere comer?

  1. Aburrimiento. Tener el comedero siempre lleno de comida puede ser desmotivador y aburrido para tu mascota, hasta tal punto que no querrá comer. Por eso muchos veterinarios les aconsejan a los dueños que hagan “trabajar” al perro para obtener la comida. Puedes recurrir a los comederos tipo rompecabezas que estimulan su mente mientras se alimenta, de manera que el horario de la comida se convierta en una actividad interesante.
  2. EnfermedadesEn algunos casos la pérdida de apetito puede deberse a una enfermedad, sobre todo si también notas otros síntomas y ves que tu mascota se muestra más apática que de costumbre. No siempre se trata de una enfermedad grave, en algunos casos puede ser un simple dolor en las encías, pero también podría ser una infección sistémica, una obstrucción intestinal o una insuficiencia renal, por lo que es importante que acudas al veterinario cuanto antes para que detecte la causa.
  3. No le gusta la comida. Los perros, al igual que las personas, se aburren si comen siempre lo mismo. Incluso el manjar más apetecible, repetido todos los días, hastía. Para evitar este problema solo tienes que variar la dieta de tu mascota. De hecho, puedes combinar diferentes alimentos y, por supuesto, recurrir de vez en cuando a recetas caseras que formen parte de una dieta saludable, variada y equilibrada.
  4. Vacunación. A veces la reacción a las vacunas puede provocar inapetencia en los perros. Generalmente se trata de una reacción leve que dura tan solo uno o dos días, por lo que muy pronto tu mascota recuperará su apetito. Mientras tanto, puedes animarla a comer dándole su comida preferida.
  5. Cambios en su ambiente. A algunos perros no les sientan muy bien los cambios, por lo que pierden el apetito en ambientes desconocidos. Si has viajado o te has mudado de casa es normal que tu mascota no quiera comer pues no se siente cómoda y segura en ese nuevo ambiente. Su reticencia también podría deberse a la llegada de un animal nuevo a casa o simplemente a que le has cambiado el comedero de lugar.
  6. Se siente saciada. Si tu mascota ingiere otros alimentos que no forman parte de su comida habitual, como las galletas o los premios comestibles, puede sentirse saciada cuando llegue la hora de la comida. Si ese es el caso, no le deberías dar alimentos fuera de su horario de comida, sobre todo si no le aportan los nutrientes que necesita.
  7. Problemas psicológicos. Los perros también pueden sufrir problemas psicológicos. Una mudanza o un viaje pueden ser motivo de estrés, por ejemplo, mientras que la pérdida de algún miembro de la familia o quedarse solos en casa durante largas horas pueden generar depresión y afectar su apetito.