genesis
Portada » Si decides vender el coche, ¿qué pasa con el seguro?
Mar 2014 

Si decides vender el coche, ¿qué pasa con el seguro?

Los seguros de coches normalmente se contratan durante el plazo de un año pero dentro de ese lapso de tiempo pueden ocurrir muchos cambios que nos obliguen a vender el coche. En ese caso, ¿qué sucede con la póliza? ¿Te devolverán las primas no consumidas? ¿Tendrás que firmar un nuevo contrato?

Ante todo, debes saber que cuando vendes el coche tienes, básicamente, dos alternativas: traspasar el seguro al nuevo dueño o quedarte con tu aseguradora y firmar otra póliza para cubrir el próximo vehículo que compres. Ambas posibilidades están previstas en la Ley 50/1980 del Contrato de Seguro.

El traspaso del seguro de coche

Cuando vendes el vehículo puedes traspasarle el seguro al nuevo propietario pero necesitarás la aprobación de tu aseguradora de coches. Eso significa que deberás ponerte en contacto con un agente para indicarle los datos personales del nuevo dueño. La compañía le contactará para conocer su historial de conducción y su experiencia al volante.

Con esta información, la aseguradora calculará el nivel de riesgo al que se expone y en este punto podrá aceptar o rechazar la petición de traspaso. En el caso de que no acepte, estará en la obligación de comunicártelo por escrito y devolverte la parte de la prima que no hayas consumido.

Permanecer con la aseguradora

Lo más usual es que cuando vendamos un coche, compremos otro inmediatamente por lo que la opción más sencilla suele ser quedarnos con nuestra aseguradora. En este caso, deberás comunicarle la venta del vehículo antiguo y la compra del nuevo. La compañía cancelará el contrato anterior y volverá a calcular las primas en base a las características del nuevo coche. En este punto, tendrás que firmar una póliza nueva y la parte de las primas que no has consumido se transferirá para pagar el nuevo contrato.

Si no compras otro vehículo inmediatamente, algunas aseguradoras de coches deciden guardarte la prima no consumida. Es decir, no te la devolverán pero te permitirán transferirla a la próxima póliza. No obstante, se debe aclarar que es un trato preferencial ya que las compañías de seguros no están obligadas a hacerlo así que será mejor que preguntes durante cuánto tiempo te guardarán la prima. Lo más usual es que sea durante el plazo de un año.

Atento a los despistes

Cuando vendas el coche, incluso si el seguro está a punto de caducar, es fundamental que le comuniques a la compañía el traspaso ya que si el nuevo propietario tiene un accidente y no ha contratado otra póliza, será tu aseguradora quien tendrá que responder ante los daños causados.

Si se descubre que el nuevo conductor tiene un perfil de riesgo peor que el tuyo, la ley lo considerará como una agravación del riesgo no comunicada. En este caso tu aseguradora de coches podría pensar que has actuado con mala fe y te puede pedir que pagues la prima que se le hubiese aplicado al otro conductor. Afortunadamente, puedes evitar estos quebraderos de cabeza simplemente notificando que has vendido el coche y que quieres rescindir del contrato.

Fuente:
(1980, Octubre) Ley 50/1980, de 8 de octubre. De Contrato de Seguro. BOE núm. 250: 23126 – 23133.