genesis
Portada » ¿Qué es una ‘passivhaus’?
nov 2016 

¿Qué es una ‘passivhaus’?

Las ‘casas pasivas’ son respetuosas con el medio ambiente, permiten ahorrar en términos de energía y protegen la salud de sus moradores. Te desvelamos los criterios con los que son construidas.

istock-510676766-1

La mayoría de las casas en las que habitamos no han sido diseñadas pensando en el ahorro y la sostenibilidad, prueba de ello es que en España los hogares son los responsables de 2/3 de las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera.

Sin embargo, a medida que crece la conciencia medioambiental también surgen nuevos conceptos de viviendas más respetuosas con el medio ambiente que permiten hacer un uso más racional de la energía sin comprometer la comodidad de sus inquilinos, como las casas pasivas o passivhaus.

Una vivienda conveniente para el bolsillo y beneficiosa para la salud

La idea de construir una passivhaus se desarrolló en Alemania, a principios de 1990, de la mano de los profesores Bo Adamson y Wolfgang Feist. Apenas un año más tarde, se construyeron en Darmstadt las primeras viviendas que seguían este estándar.

El concepto principal de la passivhaus es el confort térmico, de manera que la casa se caliente o enfríe usando fundamentalmente la circulación del aire. De esta forma se minimiza la demanda de calefacción de este tipo de construcciones, hasta el punto que se puede prescindir del sistema de calefacción tradicional, lo cual representa un ahorro energético que puede llegar a ser incluso del 90% respecto a una vivienda convencional.

Además del ahorro energético, otro punto fuerte de la passivhaus es que en su interior proporciona una excelente calidad de aire ya que promueve el suministro de aire fresco y filtrado. De hecho, esta casa no solo es beneficiosa para el bolsillo y el medio ambiente sino también para la salud de sus moradores. La renovación inteligente del aire, el uso de la luz solar y la apuesta por materiales más naturales y menos contaminantes contribuyen a prevenir la aparición de enfermedades infecciosas y de las vías respiratorias.

Las claves de la eficiencia de una passivhaus

El estándar passivhaus a menudo se confunde con otros enfoques de construcción sostenibles, con los cuales comparte algunos principios comunes. Sin embargo, la principal diferencia radica en la capacidad de estas construcciones para reducir el consumo destinado a la calefacción y la energía necesaria. Puede lograrlo gracias a:

  • Elevado nivel de hermeticidad y aislamiento.
  • Puentes térmicos mínimos para evitar la pérdida de calor.
  • Aprovechamiento de la energía solar y las fuentes de calor internas.
  • Ventilación mecánica para toda la vivienda con recuperación de calor altamente eficiente.

No obstante, se debe aclarar que en una passivhaus no se establecen requisitos estrictos respecto al uso del agua caliente sanitaria, la iluminación y los electrodomésticos, pero existe un límite global en el consumo de energía primaria, de manera que también se promueve la eficiencia energética en estas áreas.

Lo más interesante de este concepto es que no solo se puede aplicar a las viviendas sino también a los edificios comerciales, industriales y públicos. De hecho, en Bilbao se planea construir el edificio ‘verde’ más alto del mundo, una construcción de 88 metros que tendrá 361 pisos y se levantará siguiendo las exigencias energéticas de passivhaus.