genesis
Nov 2012 

El precio de la gasolina: Sus causas y efectos

 

En los últimos años trasladarse con un coche propio está siendo siempre más complicado debido a que el precio de la gasolina en toda Europa ha sufrido un incremento considerable. De seguro España no es la excepción, a principio del mes de Agosto un litro de gasolina costaba una media de 1,441 euros mientras que el litro de diésel ya tenía un precio promedio de 1,362 euros. Según El País, desde inicios de año el precio de la gasolina ha aumentado en un 11,1% y el gasóleo en un 5,9%.

Llenar el deposito de combustible representa un gasto importante a final de mes. El incremento del precio del combustible no solo afecta a las familias sino al sistema de transporte público, a los talleres de reparación, los concesionarios e incluso a las aseguradoras.

Las causas del aumento de precio

Es imposible hacer referencia a una causa única, los precios del petróleo están determinados por una serie de factores cuya confluencia ha provocado un incremento considerable en el precio del litro de la gasolina y del diésel.

Por una parte, la demanda de petróleo ha crecido en los últimos años en un 15%, fundamentalmente porque países como India y China han aumentado un consumo que hasta el momento era bastante moderado. El hecho de que haya una mayor demanda de un bien limitado solo puede tener un efecto seguro: el incremento de los precios. ¿Sabías que España consume cada año el 2% del petróleo que se produce en el mundo?

Al aumento de la demanda se le suman otros factores como la especulación que sufre el petróleo en la bolsa, la inestabilidad política que existe en el Oriente Próximo y, por supuesto, la caída del euro frente al dólar. Si a todo esto le sumamos que los impuestos han aumentado, entonces ya podremos conformarnos una idea aproximada de todos los factores que intervienen en la ecuación y podremos calcular el precio del petróleo.

Las consecuencias directas: Luces y sombras

Normalmente, cuando pensamos en el aumento del precio del combustible solemos imaginar que esta medida solo nos afecta a nosotros como pequeños consumidores. Sin embargo, nosotros somos tan solo uno de los eslabones de una larguísima cadena.

Como viajar con un coche propio es cada vez más caro, más de la mitad de los españoles ha pensado en prescindir de su automóvil y usar medios alternativos como las motos, la bicicleta o el transporte público. Esto conlleva a que los concesionarios vendan cada vez menos coches y que afecte a las aseguradoras que ofrecen seguros de coche. Todo esto se revierte en una paralización de la economía.

Sin embargo, como cada situación tiene sus aspectos positivos y negativos, el aumento del precio del combustible también está promoviendo una conciencia más ecológica. Al abandonar los coches convencionales, comenzamos a apostar por modelos híbridos o eléctricos que consumen mucho menos y que incluso son más seguros.

Fuente: (2012, Agosto) El precio de los carburantes sube un 3% en el último mes. En: El País.