genesis
Ene 2013 

¿Cuándo consideras que ha terminado la vida útil de una moto?

 

La moto es un medio de transporte rápido y económico con el cual trasladarse. Por eso no es extraño que a raíz de la crisis económica el número de motocicletas que recorren las calles urbanas haya aumentado. De hecho, hay urbes como Barcelona donde existe una moto por cada dos coches.

Sin embargo, esto no significa que la venta de motos nuevas se haya incrementado significativamente sino que son las motocicletas que estaban relegadas al garaje las que vuelven a cobrar protagonismo. Eso implica que el mercado de las motos de ocasión crece y lo hace proponiendo precios muy tentadores. Son muchos los que toman su tarjeta de crédito, escogen cualquier seguro de moto y caen en la tentación ante tales ofertas. No obstante, antes de comprar una motocicleta de segunda mano y buscar los seguros de moto más convenientes, es importante que te cerciores que su vida útil no está a punto de expirar.

¿Cuánto puede durar una moto?

La vida útil de una moto, al igual que la de un coche, depende en gran medida de la forma en que se conduzca y el mantenimiento que se le brinde. Por supuesto, también inciden otros factores, como el modelo de la motocicleta y el uso al cual se someta. En sentido general, se puede afirmar que si han sido sometidas a revisiones periódicas y se les ha dado el mantenimiento adecuado, las motos pueden durar entre 12 y 15 años. Pasado este tiempo, ha llegado el momento de sustituirlas. No obstante, las motocicletas de uso deportivo suelen estar sometidas a un gran desgaste por lo que su vida útil será más breve.

Obviamente, cada moto es un mundo y, como sucede con todos los vehículos, su vida útil se alargará en la misma medida en que su propietario le preste atención a todos los desperfectos y se apresure a arreglarlos. Aún así, existen factores que propician un mayor desgaste como por ejemplo: circular por carreteras en mal estado o por calles donde se debe frenar con asiduidad. Estas condiciones no solo provocan un desgaste de los neumáticos sino también de los amortiguadores y los discos de freno. No obstante, si estos problemas han sido detectados a tiempo y las piezas se reemplazan con repuestos originales, la moto puede continuar funcionando como si fuese nueva.

Los aspectos que delatan el paso del tiempo

Cuando vas a elegir entre los diferentes seguros de moto que existen, normalmente utilizas un comparador de seguros que te ayudará a valorar los precios y las coberturas. Solo así puedes elegir la mejor póliza. Si vas a comprar una motocicleta de segunda mano, deberás seguir un proceso de selección bastante similar en el cual no solo debes considerar el precio y la marca sino también la vida útil que le queda.

Existen algunos detalles que son particularmente reveladores para detectar si una moto ha sido bien cuidada y aún tiene una larga vida por delante o si, por el contrario, su propietario la ha sometido a un gran uso sin darle el mantenimiento adecuado.

Las zonas oxidadas, las manchas de aceite y la acumulación de polvo son detalles básicos que nos indicarán cómo ha sido tratada la moto. Si descubrimos estos problemillas podremos estar seguros de que a la motocicleta no le quedan muchos años, incluso si tiene pocos kilómetros.

El kilometraje también es un detalle esencial. Una moto con 10.000 kilómetros está prácticamente nueva pero a una con 100.000 kilómetros le queda muy poca carretera por delante y esto se aprecia en el estado del tubo de escape y el desgaste de las estriberas, las gomas de las palancas de cambio, los puños del manillar y el sillín.

Solo cuando hayas verificado todos estos detalles estás listo para realizar la compra, acceder a un Comparador Seguros Online, encontrar la mejor póliza y comenzar a disfrutar de tu nueva moto.