genesis
Oct 2017 

Conductor ocasional y segundo conductor: ¿Cómo afectan el precio del seguro de coche?

En las familias que tienen un solo coche, es habitual que varios miembros lo conduzcan. En ese caso, es fundamental que en la póliza de seguro se incluya la figura del conductor ocasional.

Si tienes un coche, y tu pareja o tu hijo lo conducen con cierta frecuencia, es importante que conozcas una figura jurídica que debe aparecer en el contrato de tu seguro de coche: el conductor ocasional o segundo conductor.

Las figuras jurídicas en el contrato del seguro de coche

En el contrato de seguro pueden aparecer diferentes figuras jurídicas. El tomador del seguro es una de las más importantes ya que se trata de la persona que contrata la póliza, a cuyo nombre figura el seguro y que se encarga de pagar la prima correspondiente. Normalmente es el propietario del vehículo, pero no siempre coincide.

De hecho, el propietario del vehículo es otra figura jurídica, que se refiere a la persona que aparece en el Permiso de Circulación. Ante la ley, es quien tiene la obligación de asegurar el coche y será quien cobre la indemnización en caso de que el vehículo asegurado sufra algún accidente.

Por último, podemos hallar la figura del conductor, que es quien conduce el vehículo de forma habitual y puede coincidir o no con la figura del tomador del seguro y propietario del coche. Sin embargo, en este punto puede aparecer otra figura: el segundo conductor o conductor ocasional.

¿Quién es el segundo conductor o conductor ocasional?

La mayoría de las compañías aseguradoras consideran que es lo mismo el conductor ocasional que el segundo conductor ya que se refiere a una persona que utiliza el coche de manera puntual, con menos frecuencia que el conductor habitual. Esta figura debe estar declarada en la póliza pues si ocurre un accidente mientras estaba al volante, podrá beneficiarse de las coberturas que el vehículo tiene contratadas.

Obviamente, las compañías de seguro estiman que, al haber más de un conductor, el riesgo de que se produzca un accidente aumenta, por lo que normalmente la inclusión de un conductor ocasional genera un incremento de la prima que puede oscilar entre un 30-50% respecto al precio original. En algunos casos, si la aseguradora considera que el segundo conductor pertenece a un grupo de riesgo, puede exigir que se aplique una franquicia, que puede ir desde los 200 hasta los 500 euros.

¿Cuáles son las excepciones?

Algunas aseguradoras no prevén la inclusión del conductor ocasional, exigen que solo una persona conduzca el vehículo. En ese caso, podrías tener problemas si alguien más tiene un accidente al conducir tu coche ya que es probable que la aseguradora no se haga cargo de los daños ocasionados.

Existe otra limitación para la inclusión de un conductor ocasional en la póliza del seguro, en este caso dirigida a evitar los fraudes a las aseguradoras. Por ejemplo, si el conductor tiene menos de 25 años de edad o tiene poca antigüedad con el carné de conducir, entre dos y cinco años, en dependencia de lo estricta que sea la aseguradora, no se podrá incluir como conductor ocasional sino que tendrá que ser declarado conductor principal.