genesis
Portada » Entradas » ¿Qué coberturas deberían tener los seguros para coches eléctricos?
May 2017 

¿Qué coberturas deberían tener los seguros para coches eléctricos?

Los coches eléctricos, al igual que el resto de los vehículos que circulan por las carreteras, deben contar con un seguro. Te indicamos cuáles son las 3 coberturas básicas que deberías buscar antes de contratar una póliza.

La movilidad eléctrica está ganando terreno en España. El año pasado se matricularon 4.746 unidades vehículos, un incremento del 51,5% respecto al 2015, lo cual hace que los vehículos eléctricos ya representen el 2% del parque móvil. El Nissan Leaf, el Citroën C-Zero y el Renault ZOE han sido los modelos más vendidos, lo cual no es extraño ya que ofrecen una autonomía aceptable y tienen una opción muy conveniente de recarga rápida.

¿Los coches eléctricos necesitan una póliza especial?

Al igual que el resto de los vehículos que circulan por las carreteras españolas, los modelos eléctricos tienen que estar cubiertos por un seguro, al menos de responsabilidad civil dirigido a cubrir los daños físicos y/o materiales que puedas ocasionar a otros vehículos o conductores.

En esencia, las coberturas básicas obligatorias por ley son las mismas que para un coche diésel o gasolina. Sin embargo, como los vehículos eléctricos tienen sus peculiaridades, no basta con elegir cualquier seguro de coche, es conveniente que la póliza cuente con algunas coberturas especiales que te brinden una tranquilidad completa.

Tres coberturas muy convenientes para los seguros de coches eléctricos

Los seguros para coches eléctricos que se encuentran disponibles en la actualidad no difieren mucho de las pólizas para los vehículos convencionales. Existen diferentes modalidades que incluyen desde coberturas ante daños a terceros o propios hasta coberturas que prevén la rotura de lunas, defensa jurídica y robo. Sin embargo, algunas de estas pólizas tienen coberturas pensadas específicamente para los problemas o fallos que pueden tener este tipo de vehículos:

  1. Robo del cable de recarga. El cable de recarga no es un elemento precisamente barato, sobre todo si se trata de un modelo para la carga acelerada, por lo que sería conveniente que el seguro que contrates cubra su costo en caso de robo.
  2. Asistencia en la carretera por fallo de la batería. La batería del coche eléctrico puede fallar en cualquier momento, por lo que debes asegurarte de que la póliza que contrates brinde asistencia desde el kilómetro cero. También es recomendable que no tenga límite de kilómetros. Considera que en España la red pública de puntos de recarga tiene unas 2.000 estaciones y los coches eléctricos tienen una autonomía media de 200 kilómetros, por lo que podrías quedarte sin carga antes de llegar al próximo enchufe. Y no olvides verificar que la aseguradora te brinde un número de asistencias ilimitado a lo largo del año.
  3. Asistencia técnica. Los coches eléctricos, al igual que los convencionales, pueden sufrir diferentes fallos y averías, por lo que es muy útil que el seguro que contrates no solo se limite a remolcar el vehículo hasta el taller más cercano sino que también cuente con un servicio de asistencia técnica in situ, de manera que puedan solucionar rápidamente el problema y tú puedas seguir tu viaje lo antes posible.