genesis
Portada » Entradas » ¿Por qué algunas ciudades están prohibiendo los coches diésel?
May 2017 

¿Por qué algunas ciudades están prohibiendo los coches diésel?

Diferentes ciudades a lo largo del mundo se están planteando prohibir la venta y circulación de los vehículos diésel. Te explicamos los principales motivos por los que los gobiernos quieren que estos modelos desaparezcan.

Madrid y París son algunas de las ciudades que tienen problemas con los niveles de contaminación atmosférica, sobre todo en la temporada seca, cuando una campana de gases tóxicos se cierne sobre ellas. Por eso, las autoridades locales han decidido prohibir los vehículos diésel a partir de 2025. Otros países europeos se han sumado esta iniciativa, como Noruega, que incluso ha prohibido la venta de los vehículos que usan combustibles fósiles a partir de 2025.

Cinco buenas razones para prohibir la circulación de vehículos diésel

  1. Provoca enfermedades potencialmente mortales. La OMS ha dictaminado que los óxidos de nitrógeno relacionados con el diésel pueden causar cáncer de pulmón. A pesar de ello, el límite en Europa de las emisiones de NOx de los motores diesel son de 80 mg por kilómetro recorrido, una cantidad que duplica el máximo permitido en Estados Unidos. Además, estas sustancias también pueden provocar problemas respiratorios y cardíacos, siendo una causa de infartos e ictus. De hecho, las autoridades francesas han reconocido que la contaminación atmosférica provoca la muerte de 42.000 personas cada año y representa un coste económico de cerca de 100.000 millones de euros.
  2. Las emisiones de CO2 no son tan bajas. Los coches diésel se promocionaron como una alternativa más respetuosa con el medio ambiente ya que emiten menos CO2, lo cual se debe a que sus motores son más eficientes, por lo que consumen menos combustible para reconocer la misma distancia que un motor a gasolina. Sin embargo, los motores a gasolina son cada vez más eficientes, por lo que la media de emisiones de CO2 de un modelo diésel es tan solo un poco más baja, sobre todo porque estos vehículos suelen ser más grandes y pesados.
  3. Causa alergias. Las partículas sólidas (PM) que salen de los tubos de escape de los coches diésel también son perjudiciales, multiplican por 27 las probabilidades de sufrir una reacción alérgica autoinmune. El problema es que estas partículas no solo absorben los alérgenos que se encuentran en el aire sino que también aumentan la concentración de polen.
  4. El sistema Euro no basta para limitar las emisiones tóxicas. El sistema Euro limita las emisiones en los coches nuevos pero no prohíbe la circulación de los modelos más antiguos, los cuales siguen contaminando las ciudades. El problema es que cuanto más antiguo sea un motor diésel, mayor será su nivel de emisiones ya que el proceso de combustión es más ineficiente. En España, se estima que el 56% de los coches que circulan son diésel y muchos de ellos tienen más de diez años. Se trata de una cifra muy elevada si se tiene en consideración que los vehículos diésel solo representaban el 20% del parque móvil en el año 1985.
  5. No es más económico. Hace años, los vehículos a gasolina superaban en número a los diésel pero a medida que estos se fueron haciendo más populares y la demanda creció, el precio del diésel también aumentó. Además, el mantenimiento de un coche diésel es más caro pues es más complejo. Como media, el mantenimiento básico de un vehículo diésel costará unos 500 euros más en diez años.

Fuentes:

(2015, julio) La contaminación atmosférica causa 42.000 muertos al año en Francia. En: La Vanguardia.

Silverman, D. T. et. Al. (2012) The Diesel Exhaust in Miners Study: A Nested Case–Control Study of Lung Cancer and Diesel Exhaust. J Natl Cancer Inst; 104 (11): 855-868.

Martín, M. (2010, septiembre) La contaminación por diésel multiplica las alergias. En: El País.